Bienvenido al portal Jalicienses Ilustres
Efraín González Luna

Nació el 18 de octubre de 1898 en Autlán de Navarro, Jalisco. Abogado de profesión, hombre de una elevada cultura, que supo dignificar y humanizar la política a través de la defensa de los valores humanos.

Realizó sus primeros estudios en su municipio natal y posteriormente se trasladó a la capital del Estado. Recibió el título de abogado en 1920 en la Escuela de Jurisprudencia del Estado de Jalisco.

En lo social y cultural, aún antes de recibir su título profesional, ya dedicaba esfuerzo a empresas sociales, concretamente a organizaciones de trabajo agrícola y de corte sindical. Posteriormente, durante la presidencia de Plutarco Elías Calles, participó en la Liga Nacional de la Libertad Religiosa, aunque siempre se opuso a la guerra siguiendo los lineamientos de la no violencia como medio de la reivindicación de los derechos del pueblo católico.

En el ejercicio de su profesión ocupó varios cargos relevantes, como el de apoderado del Banco Refaccionario de Jalisco y del Banco Nacional de México en Guadalajara, así como el de abogado consultor de la Cámara Nacional de Comercio de Guadalajara y de la Arquidiócesis de Guadalajara. Asimismo, fue miembro del Consejo de Administración del Banco Provincial de Jalisco.

Tuvo notoriedad en proyectos de ley, como la iniciativa para crear el Consejo de Colaboración Municipal de Guadalajara en 1943, especialmente importante considerando la reciente guerra cristera, pues fomentó así el acercamiento entre los habitantes y la capital del Estado. Asimismo, en 1948 proyectó una ley electoral de vanguardia, logrando que por primera vez se votara con credencial de elector con fotografía para las elecciones de Presidente Municipal y Diputados.

Se desempeñó también como catedrático universitario y como poeta, su talento intelectual le valió el reconocimiento internacional, especialmente en Francia, en donde se le distinguió con Honor de Palmas Académica y con el grado altamente honorífico de Oficial de Instrucción Pública de aquella nación.

Como intelectual participó en las tertulias dominicales que organizaba su gran amigo el licenciado José Arriola Adame, junto con el canónigo José Ruíz Medrano y los arquitectos Luis Barragán Morfín e Ignacio Díaz-Morales, entre otros. Además, asistía a las tertulias de los jueves, en la extinta Librería Font, en las cuales se encontraba con Antonio Gómez Robledo, Alfonso Junco, los jesuitas Mariano Cuevas y José Bravo Ugarte, el licenciado José Guadalupe Zuno y Juan Palomar, entre otros.

Finalmente, la política para González Luna era una obligación ética y un ejercicio de paciencia heroica, fue el primer candidato del PAN a la presidencia de la República en 1952 y es considerado como un gran ideólogo, pues en su campaña se centró en dar a conocer su pensamiento pronunciando más de 160 discursos, ninguno repetido, abonando así al proceso de cambio democrático, contribuyendo al desarrollo político nacional.

Efraín González Luna, ilustre jalisciense, falleció el 10 de septiembre de 1964 en Guadalajara.

Conoce más sobre su legado visitando lugares como:

● La Casa González Luna, hoy conocida como Casa ITESO Clavigero.

● La calle Efraín González Luna, que atraviesa la colonia “Obrera”, una de las colonias ubicadas en el perímetro B de la ciudad, misma que fue construida por familias acaudaladas de mitad del siglo XIX en Guadalajara.

● La estatua en Avenida México, casi al cruce con Américas.

● El Recinto del salón de Cabildos del Ayuntamiento de Guadalajara en el Palacio Municipal.