Bienvenido al portal Jalicienses Ilustres
Enrique González Martínez

Nació en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el día 13 de abril de 1871. Comenzó sus estudios en el mismo lugar que su padre, el Liceo de Varones y sus estudios de preparatoria los continuó en el Seminario Conciliar.

En 1885 fue premiado por el periódico bilingüe “The Sun” de Guadalajara por la traducción de un poema en inglés titulado “La plegaria de Milton en su ceguera”. En 1886 comenzó sus estudios de medicina, titulándose como médico cirujano y partero el 7 de abril de 1893.

En 1896, González Martínez y su familia tuvieron que emigrar a Sinaloa, en donde dos años después se casó con Luisa Rojas y comenzó a trabajar en algunas revistas de la Ciudad de México. Mientras vivía en Sinaloa, nacieron sus tres hijos; Enrique, María Luisa y Héctor.

En 1907 se trasladó a Mocorito, Sinaloa, ahí publicó tres libros: El Parnasiano Lirismos (1907), la Contemplación Silénter (1909) y Los Senderos Ocultos (1911). Después de publicar Silénter, lo nombraron miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.

Durante su estadía en Mocorito, desempeñó varios puestos políticos; fue prefecto político de sus distritos y en Sinaloa llegó a ser secretario general de gobierno.

Se traslado a la Ciudad de México en 1911 para ser miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y ese mismo año se integró al Ateneo de la Juventud, ocupando un año después la presidencia de ese mismo lugar.

En 1913 fue subsecretario de Instrucción Pública y Bellas Artes en el gobierno de Victoriano Huerta y en 1914 fue secretario general de gobierno en Puebla.

Una vez que abandonó la medicina, en el año de 1920, comenzó su carrera diplomática; lo nombraron ministro plenipotenciario en Chile, en Argentina en 1922 y en España y Portugal en 1924. Durante esta etapa, publicó La palabra del viento en 1921, El romero alucinado en 1923 y Señales furtivas, con prólogo de Luis G. Urbina en 1925.

En el año 1931 regresó a México y trabajó en la Fundación Rafael Dondé y en el Banco Nacional de Crédito Agrícola.

En 1942 lo nombraron miembro del Seminario de Cultura Mexicana y un año después se convirtió en uno de los fundadores de El Colegio Nacional. Recibió el Premio de Literatura Manuel Ávila Camacho en 1944 y se editaron sus Poesías completas.

Falleció el 19 de febrero de 1952 en la Ciudad de México. Actualmente sus restos se encuentran en la Rotonda de las Personas Ilustres en el Panteón de Dolores.

Conoce más sobre Enrique González Martínez visitando lugares como:

• El Museo Regional, antes Liceo de Varones del Estado de Jalisco

• La Escuela de Medicina.

• El Templo de nuestra señora del Pilar, en la calle Madero y Enrique González Martínez

• El Templo de Jesús María, en la calle Morelos y Enrique González Martínez