Bienvenido al portal Jalicienses Ilustres
Jacobo Gálvez

Jacobo Gálvez nació el 25 de julio de 1821 en un barrio ubicado en el centro de la ciudad de Guadalajara. Realizó sus primeros estudios de dibujo, geometría práctica, arquitectura, escultura y pintura. Clases impartidas por el arquitecto español, José Gutiérrez en la Academia del Instituto del Estado, el cual fue fundado por don Prisciliano Sánchez. Posteriormente realizó sus estudios profesionales en la Ciudad de México, en la Escuela de Minas y en la Academia de San Carlos.

El 12 de septiembre de 1855, el gobernador del Estado de Jalisco, el General Santos Degollado, expidió un decreto y convocó a un concurso para designar la construcción de un nuevo teatro, resultando como ganador Jacobo Gálvez y el 30 de abril de 1856 se le otorgó el contrato para comenzar a construir. Poco antes de firmar el contrato, se colocó la primera piedra del teatro el 5 de marzo de 1856, bendecida por el canónigo José Luis Verdía Durante.

Con el estallido de la guerra entre los liberales y conservadores, se obligó a suspender momentáneamente la obra del teatro el 9 de marzo de 1858. Después de la guerra, resultando triunfadores los conservadores, los liberales, entre ellos Gálvez, tuvieron que emigrar. Los imperialistas dueños de la plaza y Leonardo Márquez, responsable del misma, le pidieron a Gálvez que regresara a terminar el teatro.

El Teatro Degollado originalmente se llamó Teatro Alarcón, en reconocimiento al dramaturgo mexicano. Fue hasta 1861 que el gobernador de ese entonces, Pedro Ogazón, le cambio el nombre al actual.

Tanto en la construcción como la ornamentación, Gálvez y Gerardo Suarez decoraron la bóveda en 1859 con escenas inspiradas en el Canto IV de la Divina Comedia de Dante Alighieri.

Jacobo Gálvez fue un excelente pintor, a él se le atribuyen obras como: Un Santo Cristo para la capilla de la fábrica de Atemajac, el retrato del ilustrísimo señor Don Pedro Espinosa de la Catedral, retrato del ilustrísimo señor Doctor Ignacio Mateo Guerra, primer obispo de Zacatecas, que está frente a la sacristía de la catedral, también hizo una copia del Santo Cristo de Van Dyck.

Dentro de sus demás obras arquitectónicas se encuentran: el mausoleo de Don Manuel Luna construido en 1855 y el del general Florencio Cuervo, ambos ubicados el Panteón de Belén.

Jacobo Gálvez murió el 29 de junio de 1882 en la ciudad de Guadalajara, en su homenaje se instaló su estatua en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres al cumplirse el primer centenario de la apertura del Teatro Degollado en el año de 1986.

Conoce más sobre el legado de este emblemático Jalisciense y visita lugares como:

• El Teatro Degollado

• El Panteón de Belén