Bienvenido al portal Jalicienses Ilustres
José Clemente Orozco

Nacido el 23 de noviembre en Zapotlán Jalisco, México. Después de cumplir 2 años de edad, se mudó con su familia a Guadalajara, la familia vivió allí por cinco años hasta que se mudaron a la Ciudad de México en 1890.

A la edad de 21 años, perdió su mano izquierda en un accidente con pólvora en 1904 aun así desde temprana edad el dibujo llamó su atención; el joven Orozco pasaba cada día cuando iba camino a la escuela por el taller del ilustrador José Guadalupe Posada (creador de la catrina) y lo veía trabajar en sus dibujos.

En su autobiografía, José Clemente Orozco confiesa el impacto que José Guadalupe Posada tuvo en su formación: “El primer estímulo que despertó mi imaginación y me impulsó a emborronar papel con los primeros muñecos, la primera revelación de la existencia del arte de la pintura”. Ese impulso, hizo que Orozco tomara algunas clases nocturnas de dibujo en la Academia de Bellas Artes de San Carlos.

De 1911 a 1916, inició como caricaturista en algunas publicaciones de periódicos y comenzó a trabajar en la pintura mural, cuya técnica logró desarrollar rápidamente.

Junto Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros puede considerarse un pionero de la pintura mexicana de siglo XX. Orozco puso su obra artística al servicio de sus opiniones políticas; en cada una de sus obras ilustraba alguna reclamación del hombre contemporáneo, una tendencia que dotó a sus obras con un carácter de mensaje o llamado y por consiguiente en un estilo de afiche.

Dominaba las técnicas: Muralismo, grabado, caballete, entre otras.

En su arte plasmaba al hombre en su esplendor y su miseria, criticaba la violencia desgarradora, así tratara de las culturas prehispánicas, la conquista española o su México contemporáneo.

En un contexto de una sociedad conservadora (Guadalajara) en la época del Cardenismo que venía de Guerra Cristera; de fascismos y demás injusticias, Orozco ponía la brocha y la mirada en deshumanización y animalidad del hombre tarándola con el mismo rigor sin importar si estaba en el extranjero o en su ciudad.

José Clemente Orozco vivió y trabajó en Estados Unidos de 1927 a 1934. Pintó en Nueva York, California y New Hampshire murales que muestran el carácter deshumanizado y mecanicista de la gran metrópoli, además, realizó otras obras con temas mexicanos de la Revolución; así como varios murales sobre la fraternidad de y la revolución universales, la esclavitud y el trabajo, las artes y las ciencias, realizados conforme a las teorías de la simetría dinámica.

Algunas de sus obras más importantes se encuentran en lugares muy cerca de aquí y que puedes visitar, como son:

  1. •El Instituto Cultural Cabañas, que resguarda 57 murales pintados por José Clemente Orozco, entre los cuales se encuentra una de las obras cumbres del arte mexicano de todos los tiempos, "El Hombre en llamas".

  2. •El Palacio de Gobierno, que alberga uno de los murales más representativos de la vida de éste pintor, pues realizó un homenaje a uno de los personajes políticos más influyentes de la historia de México, el Sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla.

  3. •El Paraninfo Enrique Díaz de León, ubicado dentro de las instalaciones del Museo de Artes de Guadalajara (MUSA), cuya cúpula contiene uno de los murales más emblemáticos, "El Hombre Creador y Rebelde".

  4. •El Museo Taller José Clemente Orozco, ubicado en la calle Aurelio Aceves #27, que fué la última casa donde habitó y conserva parte de su legado.

Falleció el 7 de septiembre de 1949 en la ciudad de México.