Bienvenido al portal Jalicienses Ilustres
Luis Pérez Verdia

Nació el 13 de abril de 1857 en Guadalajara. Recibió su título de abogado por parte de la Escuela de Jurisprudencia de Guadalajara en 1877, pero se le reconoce especialmente por su labor como historiador y sus diversas obras. Entre ellas se pueden encontrar “Apuntes Históricos de la Guerra de Independencia en Jalisco”, “Compendio de la Historia de México” y la célebre “Historia Particular del Estado de Jalisco”, de tres tomos. Así como diversas biografías.

Desde 1877 fue nombrado catedrático del Liceo de Varones del Estado, en donde también fue secretario. Sustentó el cargo de secretario síndico del Ayuntamiento de Guadalajara, posteriormente fue magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco y Presidente del Congreso de la Unión.

Su papel en la educación fue de gran importancia ya que fue quien formuló el reglamento de instrucción primaria en 1877. Estas reformas incluyeron; las juntas de vigilancia de exámenes, de inspectores de escuelas y de expedición de matrículas, la introducción de nuevos métodos pedagógicos y el impulso de la enseñanza normalista. Es a partir de estos cambios que se abre la Escuela Práctica Anexa a la Normal de Señoritas y la Escuela Normal de Profesores.

Como diputado siguió impulsando la educación y propuso al Congreso una Ley Orgánica de Instrucción Pública (también conocida como “Ley Verdía”), la cual no fue aprobada. Esta ley proponía una educación laica, que al mismo tiempo permitiera la educación religiosa los sábados, por lo que fue rechazada tanto por los católicos como por los liberales.

Algunos otros cargos desempeñados por él fueron el de catedrático de la Escuela de Jurisprudencia, presidente del Consejo General de Educación Pública de Jalisco, y oficial mayor de la Secretaría de Relaciones Exteriores durante la presidencia de Victoriano Huerta. Así fue finalmente nombrado embajador extraordinario y ministro ante la República de Guatemala, a donde viajó para cumplir su deber diplomático y en donde finalmente falleció en 1914.

A pesar de haber colaborado con el régimen de Victoriano Huerta, lo que hace difícil su rehabilitación política, el gobierno jalisciense le erigió una estatua en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres.

Puedes conocer más sobre su legado visitando lugares como:

• El Museo Regional de Guadalajara, antes el Liceo de Varones.

• El Edificio Camarena, ubicado en calle Morelos #161. En este lugar se encontraban los juzgados familiares del Estado.

• La Escuela Normal de Jalisco ubicada en Av. Fray Antonio Alcalde #1190.

• La Avenida Luis Pérez Verdía que atraviesa las colonias Villaseñor y Ladrón de Guevara.