Bienvenido al portal Jalicienses Ilustres
María Izquierdo

Nació en 1902 en San Juan de los Lagos, Jalisco. Lugar en donde pasó sus primeros años de vida y de donde absorbió los colores y constumbres que la caracterizarían y que quedarían plasmados en la mayor parte de sus obras.

Años después se trasladó con su familia a Saltillo, Coahuila, en donde en 1917 se casó y tuvo dos hijos. Posteriormente se separó de su marido y se mudó a la Ciudad de México en una época en la que se consideraba muy osado para una mujer divorciada el vivir sola y además ser pintora.

En 1927 ingresó a la Academia de San Carlos, en donde fue discípula de Germán Gedovius y Manuel Toussaint. Un año más tarde, después de abandonar la academia, fue alumna de Rufino Tamayo, quien ejerció notable influencia en la obra de la artista.

En 1929 expuso por primera vez en la Galería de Arte Moderno de la Ciudad de México, junto a Diego Rivera. Al año siguiente, montó una nueva exposición con paisajes, estudios y retratos en el Art Center de Nueva York.

Su obra fue también exhibida en museos y galerías de Hollywood, San Francisco, Santiago de Chile, Guatemala, Panamá, Brasil, Lima, La Paz, Río de Janeiro, Bombay, París y Tokio.

En 1945, trabajó en el bosquejo de un mural para el Departamento del Distrito Federal, pero la junta evaluadora que reunía personalidades como Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, canceló el proyecto y el contrato que ella había firmado.

En 1948, sufrió una hemiplejía que le dejó el brazo derecho paralizado, pero la artista fue capaz de sobreponerse a esa imposibilidad y continuó su obra trabajando con el brazo izquierdo.

En 1964, año de las Artes Plásticas de Jalisco, fue la única mujer cuyo nombre quedó inscrito junto al de otros 17 artistas en el muro del monumento a José Clemente Orozco en la ciudad de Guadalajara. Fue miembro de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios y miembro fundador de la Casa de Artistas de América

La obra de María Izquierdo se caracteriza por su expresión viva y espontánea, el costumbrismo de la vida regional y sus tradiciones queda plasmado en sus lienzos con un colorido que imprime realismo. Las escenas circenses forman también parte importante en la creación pictórica de la artista.

Murió en la Ciudad de México el 3 de diciembre de 1955.

En el 2009, como reconocimiento a su obra pictórica, la Unión Astronómica Internacional (UAI) bautizó un cráter de Mercurio con su nombre.

Conoce más sobre el legado de esta emblemática Jalisciense y visita lugares como:

• El Instituto Cultural Cabañas. En donde se encuentra el Acervo Cabañas, y se resguarda la Bienal María Izquierdo.

• El Consejo Estatal para la Cultura y las Artes, cuyas oficinas se ubican en el Ex Convento del Carmen, Avenida Juárez 638.