Bienvenido al portal Jalicienses Ilustres
Valentín Gómez Farías

Valentín Gómez Farias nació el 14 de febrero de 1781 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Fue hijo de don José Lugardo Gómez de la Vara y de doña Josefa Martínez y Farías, ambos de origen español.

Estudió en el seminario conciliar por el año 1800 teniendo como discípulos a don José Ignacio Cañedo, don Juan Cayetano Gómez de Portugal, Anastasio Bustamante y Francisco Frejes.

Egresó como médico en el año 1807 en la Real y Literaria Universidad de Guadalajara. Un año después, se trasladó a Aguascalientes, donde fue regidor en el Ayuntamiento.

Tiempo después de declararse la independencia de México, fue electo como diputado en el primer congreso mexicano en 1822. Ahí presentó ante el Congreso la propuesta de una nueva monarquía, la de llevar a Agustín de Iturbide al trono de México. Cuando el mismo Congreso disolvió el régimen de Iturbide, Gómez Farías se convirtió en su opositor, luchando por el establecimiento de una nueva república con el Plan de Casamata.

En 1833 fue elegido como Senador de Jalisco y Secretario de Hacienda durante el mandato del presidente Manuel Gómez Pedraza.

El 30 de marzo de 1833, fueron electos Antonio López de Santa Anna y Gómez Farías como presidente y vicepresidente, respectivamente.

Ocupó la presidencia del país en varias ocasiones, primero fue del 1° de abril al 16 de mayo de 1833, volvió a asumirla del 3 de junio al 18 de junio, del 3 de julio al 27 de octubre del mismo año y, por último, del 15 de diciembre de 1833 al 24 de abril de 1834.

Una vez instalado en la presidencia en múltiples ocasiones y acompañado por su colaborador ideológico liberal, Dr. José María Luis Mora, Gómez Farías intentó realizar muchas reformas políticas y sociales para el país, atrayendo muchos conflictos. Mientras la iglesia no pagaba impuestos, era rica, recibía limosnas y donaciones, el estado era pobre, fue así que ideó reformas legales para enfrentar ambos poderes e instaurar un gobierno democrático y republicano.

Debido a esas reformas liberales, los conservadores comenzaron a alzar la voz en contra de ellas, ocasionando que Gómez Farias fuera desterrado; regresó a México en el año 1838, pero se le desterró de nuevo en 1840.

Valentín Gómez Farías fue el iniciador del movimiento de reforma, años antes de que los liberales proclamaran la Constitución de 1857 y las nuevas Leyes de Reforma propuestas por Benito Juárez.

Al morir, Valentín Gómez Farias, la iglesia le negó el derecho a ser sepultado en campo santo, debido a esto, su familia lo enterró en una huerta de su propiedad. Años después, se trasladaron sus restos al panteón de Santa Paula.

Murió el 5 de julio de 1858 en la Ciudad de México y por último, sus restos se reubicaron a la Rotonda de las Personas Ilustres, ubicada en el Panteón Civil de Dolores en la misma ciudad.

Sigue disfrutando de la ciudad recorriendo el emblemático legado de los Jaliscienses Ilustres.